Compartir

Subaru ha atacado con fuerza en segmento de los híbridos a base de gasolina y GLP. Ahora incorpora una versión hibrida  muy especial en su Forester, que además recibe cambios estéticos.

En Subaru Forester es un coche que podríamos definir como completo y eficaz en su apartado tecnológico. Motor de gasolina de cuatro cilindros opuestos, caja de cambios automática variable continua CVT con hasta 7 etapas, tracción integral y ahora un sistema de ayuda a base de un pequeño motor eléctrico de 17 CV y una batería de iones de litio.

El motor eléctrico ayuda al movimiento

Este motor eléctrico puede iniciar el movimiento por sí solo, pero únicamente hasta 40 km/h, momento en el que se convierte en un generador de corriente para alimentar baterías y el resto de servicios del vehículo, con lo que ahorramos en parte por esta posibilidad de regenerar corriente, quitándole trabajo al motor, lo mismo que resulta más eficiente al arranca en modo eléctrico recorriendo una mínima distancia, pero ahorrando la gasolina de la puesta en movimiento.

Ahora el Forester utiliza un motor de 1.995 cm3 que proporciona 150 CV a 5.600 rpm, anunciándose unos consumos combinado de 8,1 litros, con 188 km/h de velocidad máxima y 11,8 s en llegar a los 100 km/h.

El Subaru Forester mide 4,62 m de longitud, 15mm más que antes; es 20 mm más ancho y 5 mm más alto, con 2.670 mm de distancia entre ejes y un maletero de 509 litros. Ha modificado su frontal, que ahora es más macizo y llamativo, y mejora en todo lo que se refiere a sistemas de seguridad, con el Reverse Automatic Braking, que detiene el vehículo si detecta un objeto en nuestra trayectoria cuando damos marcha atrás.

El nuevo Forester está desarrollado sobre la plataforma global de Subaru, consiguiéndose además un conjunto más rígido, reduciéndose también el balanceo, aspecto muy importante en este tipo de vehículos.

Este nuevo Subaru se ofrece con tres acabados: Sport Plus, Executive y Executive Plus, muy completos todos ellos, incluido el básico. Sus precios son de 34.450 euros para el Sport Plus, 37.150 euros para el Executive y 38.650 euros para el tope Executive Plus. Todos estos precios van sin descuento.

Bien acabado y presentado en su totalidad, confortable y eficaz en firmes deslizantes, el único pero que le ponemos es el comportamiento del cambio, que a pesar de tener 7 etapas prefijadas, en aceleraciones, por ejemplo un adelantamiento, resbala mucho y suena más, con lo que en estas situaciones no está muy conseguido. Sin embargo, una vez alcanzada la velocidad de crucero se comporta con una enorme suavidad y silencio de marcha.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here