Compartir

El segmento SUV concentra en estos momentos la mayor atención entre todos los constructores. Es la mitad de las ventas totales y este en concreto, que engloba a los modelos de más recortado tamaño, el que más crece.

El Renault Captur 2020 es la base de buena parte del negocio de Renault. Se trata de un SUV de limitadas dimensiones, que hasta ahora se encajaba en este segmento más por su filosofía que por su marcado estilo. Ahora lo sustituye y se nota que han estudiado mejor las proporciones de este tipo de vehículos, ya que crece 105 mm en longitud, 19 mm en altura y 10 mm en anchura, con 33 mm más de distancia entre ejes, lo que cambia muy notablemente la percepción de proporciones que tenemos.

Parece incluso más grande de lo que es y se acerca más al diseño que mantienen ahora todos sus rivales, hasta ahora con un mayor aspecto de SUV. Desde luego el cambio es importante. Digamos que define un estilo distinto, incluso una calidad diferente. No es que el anterior Renault Captur fuera manco en este sentido, pero después del ejemplo dado con el Renault Clio, el Captur, que sigue esta misma línea, se asegura una posición de privilegio cuando hablamos de materiales ajustes y presentación general.

La postura al volante es buena y el confort de marcha elevado, con una suavidad de muy alto nivel, aunque las duras suspensiones limiten en algún punto este confort general. Cuando circulamos por firme en buen estado, la verdad es que el silencio es notable, un silencio que solo se rompe en algunos casos por el ruido de rodadura. Hay que mencionar que esta versión del Renault Captur 2020 llevaba las ruedas de 18 pulgadas, que además de mejorar el paso por las irregularidades del terreno, le proporcionan un aspecto impresionante, aunque quizás con otras montas podríamos ahorrar ligeramente en consumos.

Buen motor, potente y eficiente

Tampoco hay que poner pegas a su comportamiento y a la potencia que disponemosen este Renault Captur. Los 155 CV dan para mucho, con una aceleración que baja notablemente de los 10 segundos, lo que nos proporciona una seguridad a la hora de adelantar bastante notable. Únicamente tenemos que pisar el pedal del acelerador con firmeza y el cambio se encarga de bajar las marchas necesarias para proporcionarnos el máximo empuje.

Solo criticar la suavidad del cambio de marchas cuando arrancamos. No sabemos si por electrónica o reglajes, era un tanto lento. Es de esos que no “tiran” inmediatamente cuando soltamos el pedal del freno -seguro que por necesidades de consumo-, pero la verdad es que en determinadas circunstancias se vuelve ligeramente incómodo, sobre todo en las maniobras de aparcamiento, en donde tenemos el obstáculos muy cerca de nosotros.

En definitiva, el Renault Captur de nueva estampa y mejor mecánica, proporciona unos excelentes resultados, además de que en nuestra prueba hemos podido situar los consumos muy cercanos a los 7 litros justos, lo que también le convierte en un vehículo más que correcto en cuando a economía de utilización.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 1.333 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 155 CV a 5.500 rpm

Par máximo: 270 Nm a 1.800 rpm

Cambio: Automática de 6 relaciones

Neumáticos: 215/55 R 18

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.341 kg

Depósito de combustible: 48 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.227/1.797/1.576 mm

Vía delantera/trasera: 1.560/1.544 mm

Distancia entre ejes: 2.639 mm

Capacidad del maletero: 422 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 202 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,6 s

Consumos Urbano/Extraurbano/Mixto: -/-/6,2 l/100 km

Emisiones: 141 gr CO2/km

PRECIO: 24.890 euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here