Compartir

El Kia Sorento 2020 no es solo un SUV que se añade a la completa gama del fabricante coreano, es el claro ejemplo de hasta dónde puede llegar Kia en el desarrollo de modelos de alto nivel.

El Kia Sorento 2020 se sitúa en el cenit de la categoría SUV de la marca con sus 4,81 m de longitud, y le cabe el honor de estrenar una nueva plataforma, preparada para albergar no solo versiones animadas por motores térmicos, sino también para ofrecer versiones hibridas convencionales o hibridas enchufables.

Sorento, una tradicion en la marca

Estas mayores ambiciones técnicas multiplicarán la gama, permitiendo además rebajar de forma considerable los consumos medios. Todo ello le permitirá llegar a un mayor número de posibles compradores y mantener y acelerar la cadencia de ventas en Europa, en donde llega ya a las 300.000 unidades. En muy poco tiempo Kia ha renovado su segmento SUV con el Stonic, Sportage y Korando, al que se unen los Seltos, Mohave y Telluride que no llegan de momento a Europa.

El trabajo sobre el estilo y diseño ha sido intenso, un trabajo en el que se han visto involucrados todos los departamentos de estilo de la marca. Destaca por su equilibrio el frontal y lo peculiar de su zaga, con una zona baja muy bien planteada. Su interior no escatima en lujos ni en materiales, como tampoco resulta cicatero en sistemas de entretenimiento, con una pantalla central de 10,25 pulgadas, avances en materia de seguridad o simplemente confort de conducción.

El nuevo Sorento mide 4,81 m de longitud, 10 mm más que el anterior. La distancia entre ejes gana 35 mm, situándose en los 2.815 mm, mientras que también crece en altura, 10 mm y lo mismo en anchura situándose esta última en los 1.900 mm. Disminuyen también los voladizos delanteros y traseros.

El Kia Sorento gana en habitabilidad, disponiendo además como es habitual de la posibilidad de ampliar el numero de pasajeros a 7 plazas. Su maletero es de 821 litros cuando viajamos solo cinco ocupantes. Con 7 plazas el maletero llega únicamente a los 187 litros. Por cierto, la banqueta central se mueve deslizar hasta 45 mm más que antes, para mejorar la comodidad de acceso a la tercera fila.

Sistemas de propulsión casi para todos los gustos.

Para Europa el centro de la oferta será la versión animada por el motor diésel de cuatro cilindros con 2,2 litros y 202 CV de potencia con un par de 440 Nm. Es un motor del que la marca destaca su ligereza y también que siempre irá unido al cambio automático de doble embrague con 8 relaciones.

La variante híbrida combina un motor de gasolina T-GDi de 1,6 litros y 180 CV, con otro eléctrico de 44,2 kW, con lo que la potencia conjunta de este modelo electrificado se sitúa en los 230 CV, con un par de 350 Nm. En este caso el cambio es automático de 6 relaciones. Esta versión se lanzará junto con el diésel, ya que para el hibrido enchufable tendremos que esperar algo más.

Sistema Terrain Mode

Para el bastidor, y junto con el sistema opcional de tracción total, la marca ofrece el programa Terrain Mode, ya en su cuarta generación. Según el terreno y nuestra elección, se adapta el sistema de control de estabilidad, el valor del par que le llega a cada rueda, e incluso la transmisión, adaptando los cambios de marcha a las especificidades y adherencia del terreno, pudiendo mantener las marchas más cortas cuando el terreno asi lo exije.

Como detalle destacado en lo que a equipamiento de confort se refiere, por primera vez un Kia dispone de un sistema de aparcamiento remoto, mediante el cual el conductor puede sacar de un estacionamiento en batería al vehículo solo actuando sobre el mando a distancia. Por supuesto los sistemas de seguridad forman uno de los paquetes tecnológicos más generosos del nuevo Kia Sorento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here