Compartir

La cuarta generación de este modelo comparte con sus hermanos mayores muchos de los refinamientos y tecnologías que se ofrecen en categorías superiores.

El nuevo Audi A3 estrena nuevos planteamientos estéticos y técnicos para esta su cuarta generación.  Aunque mantiene su estilo de compacto de 5 puertas de generosas dimensiones,  se caracteriza ahora por una rejilla de enorme tamaño, que mantiene el estilo de la marca, y prominentes tomas de aire en la zona delantera, con adornos de estilo similar en la zaga. Destaca también por la inclinación de la luna trasera, que se separa de la imagen de coche familiar o SW que tenía el anterior. Como en la generación anterior, solo se ofrece una carrocería de 5 puertas, que mantiene la denominación Sportback.

Ligeramente más grande

El Audi A3 ha crecido ligeramente frente a su antecesor, con 3 cm más de longitud, llegando a los 4,34 m. Tiene una anchura de 1,82 m, con 1,43 m de altura y una distancia entre ejes de 2,64 m. Su volumen mínimo de carga es de 380 litros, con la posibilidad de modificar la altura mediante una bandeja en el suelo del maletero que puede regularse.

Para el desarrollo de la suspensiones no se han andado por las ramas. Han definido un diseño básico, para las versiones menos potentes, mientras que para las de 150 CV o más se utiliza  otra mucho más sofisticada. La elegida para las motorizaciones de menos de 150 CV es un eje torsional, sencillo y eficaz a la vez que económico de producir. Para los motores de 150 CV o más la arquitectura elegida para el tren posterior es la de un sistema de 4 brazos, con los muelles y amortiguadores separados. El eje delantero es un clásico sistema McPherson con un triángulo inferior de buen tamaño.

Para el nuevo Audi A3 se han definido también dos reglajes de suspensiones opcionales .La primera dispone de control adaptativo de la amortiguación, con una disminución de la altura de 10 mm y otra, de serie para el paquete S line, bautizada como suspensión sport, que rebaja la suspensión hasta 15 mm. Ambas tienen en su programa varias posibilidades: auto, confort y dymanic, con un gran margen de elección de dureza de amortiguación.

Dirección de desmultiplicación variable

La dirección tiene también diferentes reglajes, ofreciéndose la posibilidad opcional de montar una de tipo progresivo, que modifica, en función del giro del volante, el giro de las ruedas.  Gira más en los extremos que en el centro. Las suspensiones se pueden completar con el programa Audi drive select, que además de la dureza , actúa sobre algunos parámetros del motor y del cambio de marchas en el caso de transmisiones automáticas.

En su lanzamiento, el nuevo Audi A3 se ofrecerá con tres motorizaciones. Un 1.5 TFSI de 150 CV  y el 2.0 TDI con dos niveles de potencia, 116 y 150 CV, pero  ya se anuncian otras incorporaciones. Por ejemplo, dispondrá de un tres cilindros de 1.0 litros de cilindrada y 110 CV de notable eficiencia para el A3 30 TFSI. De todas formas, llegarán más versiones cuyas características se centrarán en el empleo de ayudas eléctricas. Estas serán mucho más completas, como los sistemas PHEV e incluso en la deportividad como personalidad principal.

 Por encima de momento estará el motor de gasolina de 1,5 litros en version 35 TFSI con 150 CV, con el sistema de desconexión de cilindros. Además contará con una versión electrificada, dotada de una batería adicional de 48 V y un alternador-motor de arranque con cuya ayuda Audi asegura que se consigue un ahorro de combustible de 0,4 litros.

Motores diésel avanzados y eficientes

Sobre los motores diésel también se ha trabajado. Aunque el motor 1.6 TDI desaparece de la gama del A3, aunque no de producción, la realidad es que para este compacto se han elegido dos versiones del nuevo 2.0, con 116 y 150 CV. Este motor se caracteriza por disponer de ejes de equilibrado, lo que no es muy habitual en un motor de cuatro cilindros. Se han reducido al máximo los rozamientos internos , y experimenta un enorme aligeramiento del peso. Solo en el cigüeñal se han conseguido disminuir hasta 2,8 kg.

Este motor tiene 1.968 cm3 y en el caso del A3 30 TDI ya hemos dicho que proporciona 116 CV, con un consumo de combustible medio de 4,2 litros. El 35 TDI de 150 CV  siempre con cambio S tronic, sube hasta los 4,5 litros.

Digital hasta la médula

Por supuesto, su aspecto interior es el de un vehículo altamente digitalizado, tanto por la instrumentación, las posibilidades de personalización y la presencia de grandes pantallas y elementos de asistencia la conducción y numerosos sistemas de seguridad, tanto de serie como opcionales.

Destacamos entre todos el asistente de conducción adaptativa, que puede sustituir al conductor en algunos casos, para realizar las tareas de dirección, aceleración y frenado de forma autónoma hasta una velocidad de 210 km/h.

Otro aspecto importante es el asistente de eficiencia que trabaja de forma conjunta con el sistema de navegación e indica al conductor cuando debe levantar el pie del acelerador, por ejemplo, cuando estamos llegando a un cruce.

En lanzamiento ha comenzado aunque se ha interrumpido. Tendrá una versión de arranque denominada Genuine Edition, con un buen equipamiento de serie. Sus precios parten de los 29.070 euros para el 35 TFSI de 150 CV, 30.000 para el 30 TDI de 116 CV y de 33.400 para el 35 TDI de 150 CV con cambio S tronic.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here