Compartir

Los vehículos de tres volúmenes tienen éxito en España en las marcas Premium. Por ese motivo Audi ha puesto elevadas dosis de elegancia en su nuevo A3 Sedan.

El Audi A3 Sedan es la única versión con diferente carrocería que presenta el A3, que ha eliminado ya hace tiempo la versión de tres puertas y todavía no ha anunciado si va a tener esta cuarta generación una versión cabrio o se va a continuar con la antigua que todavía aparece en la web de Audi a la venta, tal y como ha hecho Volkswagen con el descapotable del Golf en algunas ocasiones.

El Audi A3 Sedan entra en su segunda generación, ya que no se incluyó en la gama cuando el A3 fue presentado. La necesidad de tener un tres volúmenes Premium, para seducir a aquellos que bien por tamaño o por precio no llegaban al A4.

Según los países el trato comercial ha sido desigual, pero la realidad es que las marcas Premium encuentran un terreno mucho mejor abonado para comercializar con éxito este tipo de carrocería.

Ligeramente más grande

El nuevo A3 Sedan mide 4 cm más que el anterior, llegando a los 4,50 m de longitud, con 1,82 m de anchura y 1,43 m de altura, envolviendo un habitáculo con buena habitabilidad y un  maletero de 425 litros. El nuevo estilo del A3 se copia en el frontal, diseñando una zaga atractiva. Se ha trabajado también en la aerodinámica, incluyendo una rejilla de refrigeración del motor que regula el paso del aire y unos bajos totalmente carenados.

En su lanzamiento, el Audi A3 Sedan estará disponible con motores de gasolina y diésel. El 30 TFSI es una versión animada por un motor de gasolina de tres cilindros con 110 CV de potencia, mientras que el 35 TFSI utiliza el 1.5 con desconexión de cilindros, que proporciona 150 CV. 

Sistema Mild Hybrid

Este motor de 150 CV y también el de 110, incluyen en las versiones con cambio de doble embrague S tronic un sistema Mild Hybrid con una batería de 48 voltios, ayudando al motor principal hasta con 50 Nm más de par de forma puntual. Se calcula que este sistema ahorra 0,4 litros a los 100 km. La oferta diésel está compuesta por un 2.0 TDI de 150 CV , que puede llevar cambio automático S tronic, y el 2.0 TDI de 116 CV con cambio manual.

Como en la carrocería Sportback, la versión sedán utiliza dos esquemas de suspensión diferentes. Para abaratar costes, con las motorizaciones menos potentes el esquema es de ruedas tiradas, mientras que para el resto emplea una estructura independiente, incluyendo el control dinámico de la estabilidad, que permite al conductor elegir entre distintos ajustes de dureza de amortiguación y diferentes modos de conducción, que modifican también la respuesta del acelerador y la dirección de desmultiplicación variable.

Los precios para España parten desde los 29.970 euros para el 35 TFSI de 150 CV. A igualdad de motor, esta carrocería cuesta alrededor de 90 euros más que el A3 Sportback.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here