Compartir

El Seat Ateca cerró el año pasado situándose en el cuarto lugar entre los SUV compactos. Con estos cambios que ahora anuncia, y una mayor apuesta por la conectividad y los sistemas de seguridad, Seat pretende mejorar estas cifras.

El Seat Ateca no ha estado dormido durante estos meses de cuarentena. Evoluciona en muchos aspectos, pero sobre todo modifica ligeramente su aspecto exterior, la calidad de su interior y disminuye las emisiones de su gama de motores.

Son ya cuatro años los que el Seat Ateca está entre nosotros. Ha sido el primer SUV de la marca española, del que se han vendido más de 300.000 unidades, con algo más de 100.000 en el año 2019. Se produce en Kvasiny, Republica Checa, en las plantas que Skoda tiene instaladas.

Dimensiones casi idénticas

El nuevo Seat Ateca crece ligeramente en longitud, 18 mm, debido a los nuevos paragolpes. Mide ahora 4.381 mm de longitud, con los mismos 1,841 mm de anchura y 1.615 mm de altura. La rejilla delantera tiene un marco y formas modificadas, un poco en la línea del Tarraco, modificándose al mismo tiempo los faros. Atrás las modificaciones incluyen en algunos acabados los nuevos paragolpes, con una zona baja mucho más destacada con apliques metálicos y se cambia, como detalle, la serigrafía de su nombre, ahora en caja baja. Minúsculas.

Como incorporación a la gama, ahora el nuevo acabado Xperience destaca el poder TT en el nuevo Seat Ateca, añadiendo paragolpes, pasos de rueda y protectores laterales exclusivos en color negro, primando así su aspecto Off-road.

Sobresaliente en seguridad embarcada

El habitáculo añade el Digital Cockpit de 10,25 pulgadas, una pantalla de info entretenimiento de 8,25 o 9,2 pulgadas y nuevos materiales en las puertas, tapicerías. El volante de nuevo diseño, incluye la opción de calefactado y se distribuyen por el interior nuevas molduras y adornos puntuales. Por último, según acabado y opcionales, se pueden elegir y disfrutar todos los sistemas de seguridad aplicables en la actualidad a cualquier vehículo.

Asistente pre-colisión, control de velocidad de crucero adaptativo y predictivo que trabaja junto al sistema de navegación, asistente de viaje que mantiene el vehículo en su carril de forma autónoma, ajustando incluso la velocidad al flujo del tráfico y de la carretera con la información que recibe.

También cuenta con el sistema de frenada de emergencia en el caso de desvanecimiento del conductor y los asistentes de salida, que detectan el trafico cruzado cuando salimos marcha atrás de un aparcamiento en batería.

Como interesante novedad, y para aquellos que arrastren un remolque, el nuevo Seat Ateca ofrece un sistema automático que nos indica los movimientos del volante en el caso de realizar lasiempre complicada maniobra de marcha atrás.

Motorizaciones de primer nivel de eficiencia

En su categoría, el Seat Ateca puede presumir de tener una gama muy generosa y eficiente de motores, tanto de gasolina como diésel. En su oferta se sitúan cuatro versiones de gasolina, con 110, 150 y 190 CV. El 1.0 de 110 CV tricilindrico solo se ofrece con cambio manual. El 1.5 TSI de 150 CV tiene versiones manuales o con cambio automático DSG, mientras que el motor de dos litros TSI de 190 CV siempre será automático y utilizará tracción integral 4Drive.

La oferta diésel también está compuesta por cuatro versiones, aunque solo dos motores de dos litros. El básico proporciona 115 CV, siempre con caja manual, mientras que el TDI de 150 CV está disponible, con caja manual, con cambio automático y con cambio automático y tracción integral. Todos estos motores TDI llevan un sistema de doble inyección de AdBlue para reducir el nivel de emisiones NOx.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here