Compartir

Mucho ha cambiado el estilo y funcionalidad del monovolumen Espace. Ahora realiza mínimos cambios en el estilo, incluye nuevas tecnologías y aumenta su refinamiento.

El Renault Espace quinta generación es un vehículo de sobra conocido. Es ya un icono del segmento de los coches monovolumen, aunque poco a poco estos van perdiendo seguidores y los modelos que van quedando buscan nuevos caminos por los que ir mejorando las ventas.

Uno delos aspectos en lo que más destaca del Renault Espace es el alto nivel de dotación y acabados que presenta, con el colofón de la versión Initiale Paris, a la que no le falta prácticamente de nada.

Se ofrece con similares motores a los de la generación anterior, con un modelo animado por un motor diésel de 160 CV y cambio EDC y acabado Zen por 40.171 euros. Además se incluyen otros dos motores con el mismo acabado. Otro diésel de 200 CV por 42.098 euros, y un gasolina de 225 CV por 42.823 euros.

Ambos también llevan el cambio automático EDC y todos los modelos disponen de la dirección a las cuatro ruedas 4Control que incluye un sistema de amortiguación pilotada. Por cierto las versiones Initiale Paris se ofrecen con las dos motorizaciones gasolina y diésel superiores de 200 y 225 CV por 50.704 y 51.409 euros respectivamente.

Exteriormente esta nueva versión del Renault Espace quinta generación se distingue por los faros Matrix Lex, y los cambios realizados en los dos paragolpes. Las llantas también son exclusivas y diferentes. En el interior destaca por sus nuevos sistemas de conectividad y también por la disponibilidad de versiones con 5 y 7 plazas. Añade el sistema motorizado para el portón trasero, que se abre pasando el pie bajo el paragolpes trasero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here