Compartir

Después del fiasco del C4 Cactus de primera generación y de la necesidad de sustituir el compacto tradicional de Citroën, el nuevo C4 llega con un aire renovado y fresco; con un estilo diferente y atractivo.

El nuevo Citroën C4 2021 representa un cambio muy importante con relación al anterior,  que ya dejó de producirse y venderse desde hace algún tiempo. Para Citroën , este compacto es fundamental en su modelo de negocio. Está obligado a adaptarlo a los tiempos que corren, tanto desde un punto de vista del diseño, como desde los cambiantes aspectos tecnológicos.

Renovada personalidad

Así, Citroën se ha planteado una renovación profunda, que incluso abandona la faceta de coche clásico de su segmento, para cultivar un diseño diferente, prácticamente de coupe.  De eso es precisamente de lo que presume la marca, a la hora de efinir el diseño exterior. El Citroën C4 apuesta por formas bastante alejadas de lo convencional y de sus rivales. Tiene una zona delantera muy afilada y una zaga con la luneta trasera muy inclinada.

También destaca por las originales formas de los grupos ópticos y por el perfil que rodea todo el perímetro inferior, que incluye un adorno característico ya visto en C4 Aircross y en C4 Cactus.

El nuevo Citroën C4 mide 4.360 mm de longitud, 1.800 mm de anchura y 1.525 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.670 mm. Su altura libre al suelo es de 156 mm y su maletero tiene 380 litros de capacidad. Según acabados se cede mucho protagonismo a las ruedas. En las versiones bajas lleva llantas de 16 pulgadas, mientras que en el resto pasan a ser de 18. Para el exterior se ofrecen hasta 31 combinaciones diferentes, con 5 ambientes para el interior.

Para el interior no se han escatimado esfuerzos en el diseño. Ya hemos comentado que están disponibles hasta 5 ambientes diferentes, combinando tapicerías, tipos de asiento y adornos en puertas y salpicadero. Resulta muy sencillo a la vista, aunque también bastante tecnológico, gracias a las pantallas que se emplean para la instrumentación y la zona central del salpicadero. Un detalle interesante es que separa los mandos de climatización del resto, eligiendo otra vez mandos circulares. Antes iban integrarlos en la pantalla, con los problemas de falta de atención que representaba utilizarlos, ya que hacía falta entrar en varios menús hasta acceder a ellos.

Entre todos los detalles y según versiones, el nuevo Citroën C4 2021 incluye todos los elementos de serie u opcionales que se esperan en un vehículo moderno, insertado en el segmento de los vehículos compactos. Desde las versiones intermedias el Citroën C4 monta de serie los amortiguadores progresivos hidráulicos. Este es un sistema sencillo que se caracteriza por una suave absorción de los movimientos de los amortiguadores al final de su carrera mediante topes hidráulicos, que absorben los golpes secos de una forma suave, mejorando de esta forma el confort de marcha.

La marca precisamente presume de que el Citroën C4 es un modelo con un elevado confort de marcha, haciendo énfasis en la baja sonoridad que llega al habitáculo, ya que se ha reducido el ruido de rodadura, muy importante en la versión eléctrica. Por otro lado, los ruidos aerodinámicos son muy limitados y se ha aislado de forma muy notable el interior de los ruidos y vibraciones de los motores térmicos. Incluso las llantas Crosslight para la versión eléctrica se han desarrollado para minimizar las vibraciones que llegan desde las ruedas.

Motorizaciones para casi todos los gustos.

En donde la marca ha hecho más hincapié en el lanzamiento ha sido en su versión completamente eléctrica. La denomina e-C4 y utiliza un motor eléctrico con 136 CV de potencia y un par de 260 Nm.Esta potencia y par le permite alcanzar los 150 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 km/h desde parado en sólo 9,7 s.

La energía llega al motor eléctrico a través de una batería de 50 kWh que almacena la carga suficiente para recorrer hasta 350 km en función de las prestaciones que le exijamos y por donde circulemos. Tiene tres modos de funcionamiento: Eco, Normal o Sport, mediante los cuales apostamos por una conducción económica o más deportiva.

Para mejorar precisamente esta autonomía, el Citroën e-C4 dispone de una función Brake. Esta posibilidad permite frenar con sólo levantar el pie del pedal del acelerador, consiguiéndose así recuperar energía eléctrica que sirve para cargas las baterías. Estas tienen una garantía de 8 años o 160.000 km para el 70% de su carga. Los tiempos de recarga son de 30 min para el 80 % de la carga en una estación de 100 kW. Se consigue una carga de 10 km por minuto de conexión.

El modo 3 de recarga, con una estación de 32 A, se completa en un tiempo de 7,30 h si es monofásico, o en 5 horas si es trifásico. Por último, con 16 A se tardan 15 horas y en una toma domestica convencional el tiempo de recarga completa llega hasta las 24 horas.

Si no estamos interesados en esta versión eléctrica 100 por 100, para el nuevo Citroën C4 se han previsto otras 5 versiones alimentadas por motores de gasolina. Estos proporcionan 100, 130 y 155 CV, y estan combinados con cambios manuales o automáticos. También ofrece otros dos diésel con 110 y 130 CV, el primero siempre asociado a un cambio manual de 6 relaciones, mientras que el de 130 CV disfruta del cambio automático de 8 relaciones.

Citroén define de generoso el espacio interior, cifrando en 198 mm la distancia para las piernas en la banqueta trasera, una anchura de 1.440 mm atrás a la altura de los codos y un maletero ya comentado de 380 litros.

Elevado equipamiento de confort

Desde el punto de vista del confort, este C4 presenta elementos novedosos en esta gama compacta de Citroën, como son los asientos delanteros y traseros calefactados, lo mismo que el volante y el parabrisas delantero, y aireadores para las plazas posteriores en el centro de la consola.

Solo mencionar los sistemas de seguridad más destacables. Son nada menos que 20 en total. Etre ellas cebe mencionar el sistema de regulación de velocidad adaptativo con función stop&go, frenos activos y el Hichway Driver Assist que gracias a su función autónoma nivel 2 combina otros sistemas para que el vehículo se haga cargo de la velocidad y la trayectoria, pero manteniendo siempre las manos sobre el volante.

Hay que destacar que comienza la producción con cadencia normal este verano, se pone a la venta en otoño y se entregarán las primeras unidades a finales de año. Se produce en la factoría de Villaverde en exclusiva para todo el mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here