Compartir

Los neumáticos son una pieza fundamental de nuestro vehículo, y más en estos últimos días en los que su elección ha representado la diferencia entre movernos o quedarnos atascados en la nieve.

Los neumáticos nos han puesto en una encrucijada durante la última ola de frio y nieve. La elección del tipo de neumático que montamos en nuestros vehículos no es sencilla en nuestro país. El mayor problema son las temperaturas tan extremas que  se producen a lo largo del año.

En verano podemos sobrepasar los 40 grados, con un nivel de humedad muy bajo y pasar largas temporadas con lluvias muy esporádicas, o llegar a temperaturas bajas de forma mucho más frecuente, según de la zona geográfica de la que hablemos.

En el este y sur de la península tenemos altas temperaturas, lluvias escasas y un frio invernal moderado, a no ser que vivamos en las zonas con más altitud. Mientras, en el centro y la mitad  norte tenemos temperaturas más bajas todo el año, con situaciones de lluvia más frecuentes y nieves o heladas que afectan no solo a las zonas más elevadas. Estamos haciendo un retrato robot muy general del clima de nuestro país como puede apreciarse.

En el centro de Europa lo tienen muy claro. No hace tanto calor. Llueve mucho más y en invierno las temperaturas rozan con mayor frecuencia los cero grados y se registran muchos más episodios con hielo y nieve. En muchos de estos países el cambio de neumáticos es obligado por ley, teniendo que circular con neumáticos de invierno varios meses al año. Se acabó el problema, ya que se obliga no por nieve, sino por lluvia y bajas temperaturas.

España es más complicada

En nuestro país las cosas no son tan sencillas. Hay zonas claras. Norte y centro de la península y los lugares en los que las nieves son muy frecuentes, creemos que lo deben tener muy claro. Neumáticos de invierno si o si, aunque tengamos que sustituirlos por los de verano cuando el clima sea más benigno. Los meses centrales del año, entre mayo y octubre prácticamente. Sin embargo hay zonas en las que las cosas no están tan claras, bien sea por lo escaso de las precipitaciones o por lo raro que sea bajar de los 7 grados.

En resumen, dependerá de en donde vivamos y de los resultados del más preciso análisis climatológico que realicemos para elegir entre todas las posibilidades que se nos ofrecen. Con tiempo muy seco y temperaturas por encima de los 7 grados casi todo el año sin nevadas, lo mejor son los neumáticos de verano. Si la nieve llega con regularidad todos los años, llueve mucho o pasamos los meses del invierno por debajo de los 7 grados, los neumáticos de invierno son los más recomendables.

Pero pensamos que en España hay zonas que tienen climas intermedios. No tan fríos todo el año, pero si con episodios por debajo de 7 grados durante muchos días de invierno. Lluvias más frecuentes y nieves muy esporádicas y heladas de madrugada, aunque el resto del año tengamos claro que unos neumáticos de verano sean los más apropiados por el clima caluroso y seco. Entonces los fabricantes están ofreciendo las nuevas “todo tiempo”. Una mezcla de las características de los neumáticos de invierno, pero suavizadas para ofrecer las características de adherencia y longevidad que se espera de unos neumáticos especiales para verano.

Los dos primeros, los de verano y los de todo tiempo, están indicados para utilizarlos todo el año, mientras que si en nuestra zona lo más recomendable es montar neumáticos de invierno en los meses más duros, podemos decidir si llevarlos todo el año o recurrir a su monta antes de que lleguen los fríos, sustituyéndolos por los de verano cuando las temperaturas sean más elevadas.

A continuación destacamos las características de estos tres tipos de neumáticos.

Neumáticos de verano:

Buen rendimiento en firmes secos y húmedos al alta temperatura.

Buenas cifras de distancia de frenada en firme seco a altas temperaturas.

Por debajo de los 7 grados su goma pierde elasticidad y empeora la adherencia, aumentándose las distancias de frenada.

Lo mismo sucede en agua, sobre todo cuando la temperatura se encuentra por debajo de esa barrera.

El firme húmedo la distancia de frenada no es tan satisfactoria si la comparamos con los neumáticos de invierno.

Son bastante recomendables para nuestra climatología, salvo que aquellas zonas en las que tengamos inviernos fríos y húmedos.

Neumáticos todo tiempo:

Mejor rendimiento que los neumáticos de verano en agua. Más distancia de frenada en asfalto seco a elevadas temperaturas.

Mantienen sus características y prestaciones por debajo de 7 grados

Tienen mejor capacidad de tracción en superficies con baja adherencia, nieve o hielo.

Mejoran los resultados de los neumáticos de verano sobre firmes mojados incluso por encima de los 7 grados, con mayor resistencia al aquaplaning.

Tienen una resistencia al desgaste y consumo de combustible casi similar a la de unos neumáticos de verano.

Son muy recomendables para nuestra climatología, salvo en aquellos lugares en los que llueva muy poco y las temperaturas no bajen de los 7 grados.

No tenemos que tener un doble juego, con lo que nos ahorramos cuatro neumáticos y pueden utilizarse en verano sin problemas

Neumáticos de invierno:

Están preparados para circular en condiciones extremas de nieve.

Ofrecen su mejor rendimiento de todos por debajo de los 7 grados.

Mejores distancias de frenada por debajo de los 7 grados y en agua. A esta temperatura proporcionan mejor tracción, mayor capacidad de frenada y optima resistencia al aquaplaning, en comparación con los neumáticos de verano y todo tiempo.

Por encima de los 7 grados los resultados no son tan satisfactorios salvo en agua y su nivel de durabilidad es sensiblemente menor que los neumáticos de verano y los de todo tiempo.

Nos obliga a tener un doble juego de ruedas o neumáticos, con lo que resulta caro e incómodo.

Sin embargo proporcionan los mejores resultados. Son incomparables frente a unos neumáticos de verano en situaciones de nieve o hielo extremo y muy bajas temperaturas, permitiéndonos circular sin problemas, mejorando también el rendimiento en este tipo de terrenos de los neumáticos todo tiempo. Son el sustituto ideal a las engorrosas cadenas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here