Compartir

Dacia estrena electrificación y lo hace a su manera. Se convirtió con su Sandero en el líder de los modelos alimentados con GLP y ahora con el Spring lo intenta en el segmento de los eléctricos puros.

El Dacia Spring no es un coche eléctrico más. Es la realidad de lo que deberían haber sido los coches eléctricos desde el principio. Básicamente, solo Renault y Nissan lo han entendido así, ya que la mayoría de los coches eléctricos puros se decantan por casi por el segmento hiperdeportivo.

Ahora Dacia, siguiendo su línea en personalidad y carácter, ofrece su idea de coche eléctrico puro, que no es otra que la de ofrecer sobre todo un modelo muy accesible.

Como hemos comentado el Dacia Spring es un modelo básico con aspecto de SUV, y por lo tanto tiene recortadas dimensiones. Mide 3,73 m de longitud, 1,561 m de altura y 1,58 m de anchura. Eso es 34 cm menos de longitud que un Sandero por lo que mientras el primero es un utilitario, el Dacia Sprin se clasifica dentro de los vehículos estrictamente ciudadanos.

Su maletero tiene unos estrictos 270 litros de capacidad, ampliables a 620 litros si abatimos los asientos posteriores. Está concebido como un estricto cuatro plazas. Su peso total es de 1.045 km, con 186 kg de baterías.

Un interior austero pero bien desarrollado

Su interior es muy habitable en la cota longitudinal, aunque en anchura queda bastante limitado. Los pasajeros disponen de 23,1 litros en huecos y guanteras, con un salpicadero limpio que imita al de otros modelos de la marca. Dispone de una gran pantalla central y mandos circulares para la climatización.

El Dacia Spring no cuenta con una plataforma excesivamente potente, casi todo lo contrario, con solo 44 CV, con una batería de 27,4 kW lo que le permitirá recorrer hasta 230 km, lo que no está mal considerando su personalidad ciudadana.  

Consumos bajos y prestaciones escasas

Esta autonomia puede ampliarse hasta los 305 km si tenemos en cuenta el consumo WLTP para ciudad. Su consumo es de 11,9 kW/h, el más bajo del segmento de los eléctricos puros sin importar categoría. Alcanza los 125 km/h y con el botón eco se limita a los 100 km/h. Acelera de 0 a 100 km/h en 19,1 s y llega a los 50 km/h en 5,8 s.

Ya que hablamos de un vehículo básico en teoría, destacar que el Dacia Spring lleva de serie dirección asistida, aire acondicionado, cierre con mando a distancia y elevalunas eléctricos, con los obligatorios ABS y control de estabilidad. Como opciones el limitador de velocidad, encendido automático de faros,  sistema de frenada de emergencia y hasta seis airbags. Lleva llantas de chapa pero con los embellecedores se consigue un aspecto prácticamente de llantas de aleación ligera. Tiene una garantía de 3 años o 100.000 km y para la batería lo amplia hasta los 8 años y 120.000 km.

Cuando el Dacia Spring esta conectado, en el cuadro de instrumentos se enciende un testigo de carga. Tambien se reflejan datos como el porcentaje actual de carga de baterías, la duración de la carga hasta llegar al 100 por 100 y la autonomía disponible con el nivel de  carga actual. Se puede cargar desde cero en menos de una hora hasta el 80 por ciento y una hora y media hasta el 100 % en un enchufe de corriente continua de 30 KW. Con un Wallboz de 7,4 kW se carga al 100 % en menos de 5 horas, menos de 8 h 30 m pàra alcanzar el 100 con 3,7 kw y menos de 14 horas en una toma doméstica de 2,3 kW.

El Dacia Spring se anuncia como el coche eléctrico puto más barato. De momento no se sabe el precio, pero en Francia cuesta 16.800 euros, no sabemos si alquilando las baterías. Con el descuento por ayuda a la compra y un descuento por financiación el precio final puede llegar a situarse en los 10.000 euros. Llagará en otoño de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here