Compartir

El Valle del Lozoya es una de las zonas naturales más valoradas de la Comunidad de Madrid. Sus bosques, sus montañas, la cantidad de rutas por las que podemos transitar le convierten en un lugar de naturaleza excepcional.

El Valle del Lozoya es un entorno muy conocido para los que vivimos en Madrid y sus alrededores. Sin embargo, esta proximidad es casi su mayor defecto, por las enormes aglomeraciones que se producen en fin de semana, aumentadas ahora por las limitaciones de la situación sanitaria que estamos viviendo.

Evitar los fines de semana y festivos si se puede

Nuestra situación particular nos permite movernos entre semana, lo que elimina de raíz este inconveniente y nos permite disfrutar de los encantos de su naturaleza sin agobios.

Vamos a limitar su perímetro. Queda enmarcado por dos majestuosas cadenas montañosas del Sistema Central, la Sierra de Somosierra, la Sierra de Ayllón y las cuerdas largas de Morcuera y La Cabrera entre otras estribaciones.

Abarca hasta 30 municipios,  pero nosotros nos centramos en los dos días escasos que disfrutamos, en los de Rascaría, quizás el más conocido e importante, Lozoya y Pinilla del Valle.

Rascafría, la localidad que preside el Valle del Lozoya

Rascafria es el minucipio que está sin duda más preparado para el turismo de bosque y montaña. Tiene un importante centro de información frente al Monasterio de Paular, la edificación más imponente de todo el Valle. Desde este punto arrancan una enorme cantidad de rutas, entre las que destacamos las que nacen desde el Puente del Perdón y llegan hasta la Cascada del Purgatorio o la zona recreativa de las Presillas. En www.rascafria.org podréis obtener la información necesaria de las rutas y del municipio.

No íbamos con ninguna ruta preestablecida. En el mismo Rascafría hay un parking de pago, 3 euros en día de diario, en el que según nos comentaron pernoctan las autocaravanas. Es enorme, sin problemas de espacio entre semana, hay plazas planas y está situado al final de la calle Rivera del Artiñuelo.

Desde este parking también podemos iniciar numerosas rutas. Está a 2 km del Monasterio y hasta él se transita transita por un paseo paralelo a la carretera plano y sin complicaciones para peatones y ciclistas. También puede recorrerse un camino interior que realiza practicamente paralelo el mismo itinerario y desviarnos al final hacia la Cascada del Purgatorio.

Sin embargo decidimos no usar estos servicios e investigar una zona denominada el Mirador de los Robledos, muy mencionada por otros autocaravanistas en las redes sociales. A este Mirador se llega después de sobrepasar Rascafría en dirección al puerto de Navacerrada. Se supera el Monasterio del Paular y a unos kilómetros, en una larga recta, llegamos a un desvío a la derecha que nos indica la dirección al Monumento al Guarda Forestal.

A través de una carretera estrecha llegamos a una amplia explanada en la que coincidimos con otras cinco autocaravanas. Sin agobios y en una zona muy atractiva. Lógicamente preguntamos y nos dijeron que no había problemas. Qué hasta la Guardia Civil organizaba la subida por la gran afluencia de autocaravanas a este singular paraje.

Un agradable paseo por la orilla del Arroyo de la Umbria

Esa misma tarde realizamos la primera excursión, subiendo hacia la montaña desde el mirador. La subida transita por una pisa ancha, que incluso abandonamos para pasear por una senda cerca del cauce del Arroyo de la Umbría.

Después de una noche agitada por la lluvia volvimos a Rascafría para, a partir del parking, volver caminando por una pista que nos adentra por el cauce del rio Lozoya o de la Angostura. Por cierto, durante la noche llovió con intensidad y debimos cambiar de ubicación nuestra autocaravana. Aparcar bajo un árbol cuando llueve es poco recomendable, nos llueve dos veces. La segunda con gotas de enorme tamaño, que producen un gran estruendo y hace imposible el descanso, incluso con tapones.

Antes de acabar la mañana, un recorrido por Rascafría para terminar comiendo en Pinilla del Valle, una zona que para nosotros ha resultado ser un gran descubrimiento en el Valle del Lozoya.

Las cosas sin embargo pintaban mal, ya que la entrada está presidida por un cartel que prohíbe el aparcamiento de autocaravanas en todo el municipio, excepto en una zona especialmente preparada, en la calle Dehesa. Especialmente preparada significa que es un parking para alrededor de 15 aurocaravanas, con un templete en el centro y parcelas planas, pero sin ningún tipo de servicio. Hay una fuerte pero nada de descargar aguas, y electricidad mucho menos.

Sin embargo el sitio nos permite dar un agradable paseo cerca del embalse de Pinilla. Que incluye un recorrido casi circular. Hay que destacar que todo está organizado para rutas a pié, pero también para interesantes rutas ciclistas con escasa pendiente y grandes recorridos.

Puede unirse el Monasterio del Paular con Lozoya, e incluso llegar más allá. Los ciclistas más preparados podrán emprender la subida del puerto de Navafría por la vertiente Sur, algo más dura y corta que si la acometemos por la norte, desde el mismo pueblo de Navafría, ya en Segovia.

Desde Pinilla del Valle, y por una ruta plana especialmente agradable, bordeada por imponentes dehesas, llegamos hasta Lozoya. La distancias son de 4 km de ida y otros tantos de vuelta, pero se hacen sin ninguna dificultad. El pueblo de Lozoya nos permite reponer fuerzas para el regreso.

¿Qué destacamos del entorno que nos brinda el Valle del Lozoya? La cantidad de rutas para senderistas o bicicletas que podemos disfrutar. Son paisajes perfectos para estas actividades. También destacamos la facilidad de pernocta, aunque todo lo que se refiere a la eliminación de aguas grises y negras no esté contemplado.

Sin lugares previstos para el cambio de aguas.

Nosotros no lo hemos intentado en las gasolineras, por lo que no podemos decir si dejan o no. La verdad es que tampoco hemos tenido necesidad, ya que dos noches no obligan a buscar este servicio. Sin embargo, estamos hablando de fechas entre semana. La presión turística sobre el Valle del Lozoya en fines de semana sube muchísimo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here