Compartir

El Hyundai Kona N es la máxima representación de la deportividad tradicional en este peculiar modelo compacto.

El Hyundai Kona N viene a situarse en un segmento en el que cada vez hay menos representantes, los compactos deportivos. En esta ocasión, el Hyundai Kona N puede catalogarse como un Cross Over, es decir, un vehículo que por personalidad no se encuadra claramente en ninguno de los nichos de mercado clásicos.

Es la versión más deportiva de su gama y está alimentada por un enérgico motor de gasolina, cuatro cilindros que, por cierto, no tiene ninguna ayuda de tipo eléctrico. Es curioso que todo en el sea más que tradicional. Busca la deportividad como antes, aunque no prescinda de elementos de seguridad, comportamiento y confort de nueva hornada.

Estéticamente se diferencia del resto de la gama por sus elementos deportivos, tanto en el frontal como en la zaga, incluyendo marcados pases de rueda, estribos laterales y un notable alerón sobre la luna posterior.

Sobre la base de un motor de cuatro cilindros con dos litros de cilindrada, cifra esta última cada vez más difícil de ver en un vehículo de gasolina de tamaño compacto, se consigue una potencia de 280 CV con la ayuda por supuesto de un turbo.

Tracción delantera y caja de cambios especial

La tracción es únicamente a las ruedas delanteras y se ayuda de un diferencial autoblocante electrónico y una caja de cambios especial de doble embrague con ocho relaciones que añade a su funcionamiento tres funciones especiales. Las denomina N Power Shift, N Grin Shift y N Track Sense Shift.

Todas ellas pretenden mejorar el rendimiento del vehículo en diversas circunstancias, relacionadas todas ellas con la búsqueda de la máxima prestación en carretera o circuito, ya sea manteniendo el par disponible, aplicando mediante un averboost hasta 10 cv suplementarios u optimizando la entrega y el control del par para rodar en circuito.

Por otro lado el Hyundai Kona N dispone de un sistema Launch Control para facilitar las arrancadas con la máxima eficacia y tracción, y otros cinco modos de conducción: Normal, Eco, Sport N y Custom que modifican el comportamiento del  motor, la dirección el recorrido del acelerador e incluso el sonido del escape.

Para trasladar su potencia al suelo dispone de un equipo de ruedas compuesto por unas llantas forjadas de 19 pulgadas sobre las que se montan unos neumáticos Pirelli P-Zero en 235/40 19.

En el interior encontramos la misma personalidad que en el interior, desarrollada incluso con menores limitaciones. Asientos, pantallas personalización del display de información, con diversos modos que incluye diversos aspectos y tonos de iluminación, e incluso la cantidad de información que nos facilita, incluyendo algunas especiales como la presión de sobrealimentación, temperatura de líquido refrigerante y aceite y la entrega de par.

Para el Kona N no se han olvidado una serie de sistemas que afectan a la seguridad, como el sistema de frenada de emergencia, programador de velocidad activo, permanencia en el carril o detector del ángulo muero entre otros. Todavía no se ha comunicado el precio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here