Compartir

El Subaru Outback, después de cinco generaciones, continúa manteniendo sus especiales atributos. Se mantiene como un práctico coche familiar con unas enormes posibilidades de utilización.

No vamos a descubrir ahora a esta marca japonesa. Mantiene su presencia en nuestro país con una difusión de alrededor de 1.500-1.600 coches al año por lo que se mantiene dentro de unos niveles de exclusividad muy llamativos.

Sin embargo, esta exclusividad no es lo más notable del Subaru Outback. Como buen representante de la marca, puede presumir de una tecnología avanzada y completa,  y de una presentación que a nosotros particularmente nos ha parecido de marca casi Premium.

Una moderna generación

Para iniciar el retrato robot de este modelo y justificar lo antes comentado, el Subaru Outback se sigue ofreciendo únicamente como carrocería familiar, lo que para nosotros es una ventaja y un enorme atractivo frente  a la enorme presencia de SUV en el merado.

 Utiliza una nueva plataforma, estrena un motor que parte del anterior, pero en el que se modifican sus componentes en un 90 por ciento, tiene inyección directa de gasolina  y, como es ya típico, responde a una eficaz estructura de cilindros opuestos. Tiene 2.498 cm3, está construido al completo en aluminio y proporciona 169 cv. Tiene inyección directa y como es ya sabido en la marca japonesa, sus 2.498 cm3 se distribuyen en cuatro cilindros opuestos dos a dos. Es decir, en una arquitectura tipo Boxer.

Signos de Subaru

También como nota predominante en Subaru el Outback utiliza un sistema de tracción a las cuatro ruedas de tipo permanente, lo que unido a su altura libre al suelo, 21,3 cm, le proporcionan unas posibilidades de rodar por pistas deslizantes o rotas muy notables. Esta combinación le sitúa seguramente en el liderazgo de su segmento: vehículo familiar sobreelevado.

Su estilo por lo tanto es premonitorio. Carrocería familiar muy práctica, con un maletero de 522 litros, que no es de record, pero si ofrece mucha versatilidad. Dispone de portón automático y de muchos elementos pensados para estibar y sujetar lo mejor posible el equipaje, Podemos llegar hasta los 1.822 litros en total, recogiendo la banqueta trasera. Si eliminamos la cortina que cubre el maleteo podremos aumentar su capacidad de carga.

Su espacio interior es sobresaliente, con unas plazas traseras excepcionales. Su gran tamaño y su distancia entre ejes son detalles imprescindibles para conseguir estas brillantes cifras, con un generoso espacio para las piernas atrás.

Ya hemos comentado que el Outback tiene acabados y ajustes de primer nivel, pero también, y en esta versión la más cara, ofrece una cantidad enorme de sistema de  confort y control dinámico, con los que se aumenta la calidad del viaje y la seguridad. La pantalla central es impresionante y en ella se controlan casi todos los sistemas del vehículo, incluidos lógicamente los de entretenimiento.

Equipamiento muy generoso

Desde luego, si ya lo aproximamos a una versión Premium, esta dotación disponible compite con el de cualquier de estas marcas e incluso de serie supera a las más equipadas. Llama la atención que de serie lo incluye todo salvo la pintura metalizada, se eleva el precio 650 euros. No tiene ninguna laguna y deberemos prestar mucha atención para saber lo que lleva y sobre todo configurarlo a nuestro gusto de la mejor forma.

Como ya hemos comentado, el Subaru Outback es un modelo con un amplio interior, en el que destacan sus inmejorables asientos delanteros y su suavidad de marcha, que logra un compromiso muy notable entre energía en las suspensiones y confort cuando rodamos por carretera.

Su motor de  169 CV nos mueve bien, solo correctamente por las perdidas por tracción y su peso de 1.739 kg, aunque hay que diferenciar en qué terreno nos movamos por la implantación de un cambio CVT, que como ya hemos dicho hasta la saciedad, nos parece menos indicado que el de doble embrague u otro con convertidor de par. Va muy suave y perfecto si las aceleraciones son lentas y progresivas, es decir, si conducimos con tranquilidad.

El Subaru Outback Es perfecto cuando viajamos a velocidad de crucero, o incluso en ciudad, si procuramos arrancar sin brusquedades, con aceleraciones suaves y poco intensas o deportivas. Lo que sucede es que cuando intentamos buscar los 10,2 s de aceleración de 0 a 100 km/h, o subimos un puerto, por ejemplo, el cambio estropea el nivel sonoro y tampoco nos permite aprovechar perfectamente su potencia real. Además, en esa situación los consumos se incrementan bastante. En la prueba total, y tratando el pedal del acelerador con suavidad, la media que nos ha proporcionado es de 8,5 litros, cifra que solo será factible reducir cuando circulamos en carreteras abiertas, planas y no demasiado congestionadas.

Sin embargo, y salvo todo esto, solo achacable al tipo de cambio, el Subaru Outback es una delicia. Es el tipo de coche que nos parece más que suficiente en todos los sentidos. Tiene empaque, capacidad, proporciona confort en viajes largos, su interior es perfecto, los asientos delanteros son excepcionales y su comportamiento fuera de críticas. Incluso nos permite, no como la mayoría de los SUV, salir del asfalto con bastante seguridad y su tracción integral,  aunque sus neumáticos Bridgestone Alenza H/L33 están clasificados como gomas de verano. Unos de invierno serían los más indicados para complementar este eficaz sistema de tracción.

En resumen, el Subaru Outback es brillante. Caro en términos absolutos pero no si analizamos lo que nos ofrece. Resulta excelente en casi todos sus apartados, e incluso al cambio nos acostumbraremos. Disfrutaremos de su completísimo equipamiento,  de su calidad y acabados interiores e, incluso, de su originalidad y eficacia tecnológica.

Ficha Técnica

Motor

Nº Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 2.498 cm3

Tipo de combustible: Gasolina

Potencia: 169 CV a 5.000 rpm

Par máximo: 252 Nm a 3.800 rpm

Cambio: Automática variable continuo

Neumáticos: 225/60R18

Carrocería

Nº de plazas: 5

Peso en vacío: 1.739 kg

Depósito de combustible: 63 litros

Largo/Ancho/Alto: 4.870/1.875/1.675  mm

Vía delantera/trasera: 1.570/1.000 mm

Distancia entre ejes: 2.745 mm

Capacidad del maletero: 522 dm3

Prestaciones

Velocidad máxima: 193 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,2 s

Consu. Combi/Vel. Baja/Vel.media/Vel.alta/Vel.muy alta: 8,6/12,2/8,1/7,1/8,7 l/100 km

Emisiones: 193 gr CO2/km

PRECIO: 46.900  euros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here